Las esencias florales son tinturas líquidas especialmente preparadas a partir de todo tipo de flores. El método de preparación de las esencias florales se realiza a partir de la selección, recolección y análisis de flores frescas de diversas especies vegetales silvestres que conservan la energía solar, se diluyen en alcohol (usado como medio conservante), y se conservan las mezclas en vidrio color ámbar. El uso de la esencia foral fue creada por el médico Inglés el Dr. Eduard Bach, quien en su investigación la creó para “regular desequilibrios orgánicos (mental, emocional y físico)”, utilizando las esencias florales como un recurso complementario a sus prácticas, las esencias florales no presentan ningún riesgo tóxico, su dilución y su origen floral no generan eventos adversos en las personas que lo consumen, haciéndola apta para el consumo de la población en general, en las diferentes etapas de la vida.