• 09 ABR 16
    • 0
    DESARROLLO Y EMOCIONALIDAD DEL INFANTE

    DESARROLLO Y EMOCIONALIDAD DEL INFANTE

    El aumento regular de peso y talla es el indicador más confiable de que el niño goza de un buen estado de salud y se desarrolla adecuadamente.

    Con frecuencia los padres acuden a consulta con la preocupación de que sus hijos presentan bajo peso con respecto a la talla y a la edad, asociado a inapetencia.

    A menudo se encuentra en el desarrollo normal del infante fluctuaciones en el apetito y modificaciones frecuentes de las preferencias alimentarias, pero de ninguna manera esto puede interferir en el crecimiento, neurodesarrollo y demás procesos de maduración orgánica.

    En un infante con inapetencia y alteraciones pondo/estaturales se deben descartar y corregir las siguientes enfermedades:

    – Gastritis aguda / crónica
    – Reflujo gastroesofágico
    – Parasitismo
    – Síndrome del mal absorción intestinal
    – Trastornos psicológicos

    4-023-022-021-02

     

     

     

    Se hace necesario la participación del pediatra en todo el proceso terapéutico, quien evaluará la necesidad de paraclínicos y especialidades complementarias, con el propósito de atender integral y oportunamente al infante para prevenir secuelas irreversibles en su desarrollo.

    Complementario al acompañamiento del especialista recomiendo a mis pacientes infantes el consumo de la esencia mineral PEDIATROQUIN de Jaquin de Francia que contiene las calcáreas, las cuales regulan la dinámica nutricional, promueven la absorción de nutrientes y garantizan un óptimo desarrollo osteoarticular, cognitivo e inmunológico en los niños, asociado a modulares del del afecto en el infante con el consumo del TRANQUILOQUIN, una esencia floral enfocada para brindar acompañamiento en trastornos emocionales como traumas psicológicos, miedos, insomnio, estados de irritabilidad, hiperquinesia e incluso como tratamiento complementario en el diagnóstico de trastorno por déficit  de atención con hiperactividad, el cual se presenta en niños a muy temprana edad y que consiste en alteraciones del sistema nervioso central, manifestándose en tres áreas fundamentales: atención, impulsividad y exceso de actividad. Para el bienestar del niño, del entorno familiar, académico y social es importante brindar este tipo de soportes al infante.

    FOTO DOCTORA

       

        Dra. Nathalie Méndez
        Médico Cirujana – USC – R.M. 760290-06
       Especializada en Farmacología Vegetal
       Directora médica de Lab. Jaquin de Francia.

    Leave a reply →